Sello de ahorro energético

Pocos son los que les gusta que les manden, recibir órdenes nunca es muy agradable y menos si te las dan con malos modos. Pero en el momento en que salió a circulación este sello, era necesario concienciar a la población aunque fuese con imperativos y exclamaciones.

IMG_20160402_120114

Sello de la serie Ahorro de Energía de 1979. Motivo ahorro de calefacción. D. 13 ¼; 8 pesetas; impresión de huecograbado; 20.000.000 de tirada en pliegos de 80 sellos. —–   Seal of the series Energy Saving of 1979. Motive saving of heating. C. 13 ¼; 8 pesetas; Gravure printing; 20.000.000 of roll in sheets of 80 stamps. GODO-LUIS COLLECTION, free license with citation of authorship (profesorluisduran). Creative Commons Attribution.

Un factor fundamental de producción industrial son las fuentes de energía, hay muchas clasificaciones (renovables, no renovables, limpias o contaminantes) pero lo que realmente interesa a los industriales y a las finanzas de un país es que la energía sea barata. Sí, ya sé que suena muy fuerte, que el mundo se está acabando, que el calentamiento global va a convertir España en un arrabal desierto y seco del Sahara y todas esas cosas. Pero lo que interesa a la economía es que sea barata, a la política le interesa también que sea limpia, sostenible y que su producción cada vez dependa menos de la importación. La relación amor-odio entre política y economía termina en boda, aunque los contratos matrimoniales como el Plan de Energía Renovable 2011-2020 auguran una vida conyugal convulsa. El objetivo es que al final del periodo, el 20 % del consumo final bruto de energía proceda de las fuentes renovables. Todos estos planes, proyectos y políticas están tomadas dentro del marco legislativo de la Unión Europea que en conjunto es un área con mucha dependencia energética del exterior. Si quieres profundizar visita la página del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía)

El sello es de 1979, momento en el que el sempiterno problema de la energía en España se había recrudecido por las repercusiones de la crisis del Petróleo de 1973. Crisis con la que los países miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) querían castigar a los Estados Unidos y a los países occidentales en general, por el apoyo dado a Israel en la guerra del Yom Kipur. Esta crisis en un primer momento no afectó a los ciudadanos porque el Estado asumía con su presupuesto el encarecimiento del precio, pero claro, no podía durar mucho. En plena Transición y con las arcas a cero se terminó esta política de autoengaño por lo que el precio de la energía se disparó y detrás todos los demás precios. El IPC (Índice de Precios al Consumo), que es la tasa que intenta calcular cuánto suben los precios de media en el país, batió récords en 1977, nada menos que un 26% se encareció la vida en un solo año.

Pero no se vayan todavía, aún hay más, la eficiencia energética de España es bastante desastrosa. Para calcular esta eficiencia se utiliza el indicador de la Intensidad Energética (IE) que es la relación entre el consumo energético y el producto interior bruto (PIB) de un país, es decir, la relación entre la creación de riqueza y la cantidad de energía quemada para crearla. Mientras que los países de nuestro entorno no paraban de bajar el índice desde la década de los 70, nosotros lo hemos estado aumentando a todo trapo hasta 2005. Desde entonces hemos cambiado la tendencia pero la brecha por ahora es insalvable.

Antes de terminar me gustaría recordar la trampa que hicieron con el IPC cuando comenzamos a utilizar el euro (1 de enero de 2002), sí, sí, ya sé que usted se acuerda. En 2001 pedías un café y cien pesetas soltabas, y al poco, por el mismo café un eurito te cascaban, claro como las dos eran moneditas gordas debían ser iguales pero 100 pesetas equivalían a 0,6Monedas 100 ptas y 1€0€. Como puedes suponer no fue café sólo, fue con leche, mala leche y a principios de 2003 dijeron que el IPC había subido un 4% en 2002. ¿Cómo fue posible? Pues para armonizar toda la zona euro se cambió el sistema utilizado para calcular el IPC, todos los que lo vivimos sabemos lo duro que nos sacudieron, algunos permanecemos sonados todavía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sellos 3º ESPAD, Sellos 4º ESPAD y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s