Sello de la portada románica del monasterio de Santa María de Ripoll

Ripoll

Sello con la portada románica de la serie dedicada al monasterio de Santa María de Ripoll. D. 12 ¾. Calcografía con una tirada de 8.000.000 con 25 sellos por pliego. COLECCIÓN GODO-LUIS, licencia libre con citación de la autoría (profesorluisduran). —Stamp with the Romanesque cover of the series dedicated to the monastery of Santa María de Ripoll. Comb 12 ¾. Calcography with a print run of 8,000,000 with 25 stamps per sheet. GODO-LUIS COLLECTION, free license with citation of authorship (profesorluisduran). Creative Commons Attribution.

La primera vez que vi la fotografía de la portada de Santa María de Ripoll (Gerona) me quedé impresionado, estaba en una clase de Ángel, el profesor que nos impartía la asignatura de Historia del Arte en el Curso de Orientación Universitaria (COU). La diapositiva estaría algo quemada por el uso pero impactaba, desde una perspectiva lateral tomada por el lado derecho, se apreciaba en la parte baja una estatua enorme, casi de bulto redondo. Algo nuevo para mí que resultó ser la representación de un león del libro del profeta Daniel. Si consideramos que el románico es la Biblia en piedra, está portada es el Antiguo Testamento ella solita. En sus enormes dimensiones, más de 11 metros de ancho y 7 de alto, descubrimos una riqueza escultórica apabullante que desborda las arquivoltas y las jambas, es algo fuera de lo común en el románico.

Veinte años después regresaba de un viaje cuando al cruzar por tierras catalanes vi un cartel que indicaba el camino de Ripoll. En mi cerebro una neurona se despertó de su letargo y volví a ver la portada, giré el volante y me encontré con la realidad desconocida pero recordada. Con este sello es fácil imaginarse la profusión escultórica de una portada que es lo mejor del edificio y de todo Ripoll.

El  monasterio de Santa María viene a ser “El Escorial” del catalanismo, allí están enterrados, entre otros, Ramón Berenguer que unió los destinos de Cataluña al reino de Aragón al casarse y tener descendencia con Petronila de Aragón. Otro sepulcro es el de Wilfredo el Velloso, Guifré el Pilós en catalán, fundador del monasterio y conde de Barcelona por la concesión de su señor el rey carolingio. Wilfredo fue el primer conde que pudo dejar el condado en herencia, por lo que el nacionalismo catalán lo considera el  forjador de la nación. Quizás es un poco exagerada tanta consideración, pero son los tiempos que corren en esta comunidad autónoma, recuerdo perfectamente que tenían una señera en cada farola.

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:P%C3%B3rtico_de_Santa_Mar%C3%ADa_de_Ripoll.jpg

Portada de Santa María de Ripoll. Fuente: wikimedia commons

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sellos 2º ESPAD y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s