El verdadero crimen de Cuenca

Casas colgadas

Casas Colgadas en Cuenca. Fuente: wikimedia commons

El otro día hablé en clase de mi paisano Alicio Garcitoral, gobernador civil de Cuenca en los comienzos de la Segunda República. Hay un sello republicano ilustrado con las casas colgadas que me gustaría utilizar hoy, pero aún no lo he conseguido para mi colección.

Desde su Gijón natal, Alicio se fue a trabajar a Madrid, cumplió el servicio militar en Marruecos (en aquellos momentos aún en guerra), regresó a España tras residir un tiempo en Portugal y finalmente al comenzar la guerra se exilió en Argentina y Estados Unidos. Además de intelectual era hombre de mundo.

Sello de 2 céntimos

Sellos de enero de 1933. Cifra del valor facial que era dos céntimos. Dentado 11 ¼, de peine. Litografía. Pliegos de 200. COLECCIÓN GODO-LUIS, licencia libre con citación de la autoría (profesorluisduran).         —————Stamps of January 1933. A figure of the face value which was two cents. Comb 11 ¼ Lithography. Pliegos de 200. GODO-LUIS COLLECTION, free license with citation of authorship (profesorluisduran). Creative Commons Attribution.

Desde sus primeras actividades en el Ateneo Obrero de Gijón, su inclinación por las ideas republicanas era palpable, y con veinte años se afilió al Partido Republicano Radical Socialista.  Al llegar la República fue nombrado gobernador civil de Cuenca y posteriormente trabajó como Secretario Político del Ministerio de Agricultura.

En 1932 escribe “El crimen de Cuenca”, duro relato político-social de una época, la republicana y de una provincia, la de Cuenca. En esta novela queda reflejado el sistema caciquil y su freno para la modernización de España gracias a un poder económico que se impone como una losa sobra una población inculta y necesitada. La provincia que encontró el autor estaba muy atrasada, con una economía netamente agrícola, muchos analfabetos, omnipresencia de la
Iglesia y del poder de los terratenientes conservadores que intentaban dominar todos los aspectos de la vida rural a través del caciquismo. En realidad, el crimen al que alude el título es el caciquismo que lo envuelve todo, el protagonista es un alter ego que como él se ve frustrado por la resistencia de la sociedad a los cambios. La dimisión de Garcitoral se debió a unas circunstancias negativas que van a marcar toda la Segunda República Española, la oposición continuada de las fuerzas conservadoras y a posiciones radicales y violentas.  Un suceso singular en su mandato fue lo ocurrido en La Almarcha en diciembre de 1931, los jornaleros comenzaron unos levantamientos que terminaron con un muerto al intentar prohibir la  entrada en el pueblo a la Guardia civil  (hemeroteca ABC: 1, 2 y 3).

No debemos confundir esta novela con la película homónima de Pilar Miró donde se narran unos sucesos ocurridos en 1910.  La película de 1979 mostraba una actuación judicial y policial (Guardia civil) tan deleznable que el ministro de Cultura y los tribunales la censuraron hasta que se pudo finalmente estrenar en 1981.

Alicio Garcitoral reivindicó una tercera vía y la existencia de una mayoría de españoles alejada de los extremismos de izquierda y derecha. En 1944 firmó junto al expresidente republicano Niceto Alcalá Zamora una crítica del régimen franquista y a favor de la democracia, el liberalismo y la unidad de España. Mantuvo su mente abierta y productiva hasta su muerte en Estados Unidos con más de cien años.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sellos 4º ESPAD y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s