América y España

Si por algo España es diferente respecto a otros países de Europa es por la impronta que ha dejado en el mundo, especialmente por el descubrimiento, conquista y colonización de América, términos que tienden a confundirse erróneamente.

Sello venezolano ilustrado con una pintura de Simón Bolívar. 14 de octubre de 1966. Correo aéreo. Litografía offset. Multicolor. Tamaño 27 x 32 mm. Valor facial 0,40 céntimos de bolívar. — Venezuelan stamp illustrated with a Simón Bolívar painting. October 14, 1966. Air mail. Offset lithography. Multicolored. Size 27 x 32 mm. Face value 0.40 cents bolívar. GODO-LUIS COLLECTION.

Hoy muchos españoles no saben casi nada del tema y han aceptado una visión tan negativa y sesgada que es un trasunto de la Leyenda Negra. Muchos historiadores y eruditos no comparten este planteamiento sin conseguir impedir que el punto de vista más popular sea desfavorable y esté cada día más politizado, cada 12 de octubre afloran voces críticas que se inventan teorías genocidas[1] donde todo lo español es egoísta, cruel y “fascista”, a la vez que aztecas o incas son considerados unos “socialdemócratas” repletos de virtudes ciudadanas y una gran conciencia social. Incluyo estos términos propios del siglo XX para resaltar uno de los errores más comunes y extendidos, me refiero al de juzgar a las sociedades pasadas con criterios actuales para minusvalorarlas, a la vez que se obvia un análisis histórico profundo.

Naturalmente existe, aunque más minoritaria, una visión contraria y favorable, que también puede pecar de sesgada cundo pasa por alto realidades como los abusos en la encomienda o la mita. Encomienda y mita eran sistemas socio-económicos de dependencia clientelar que impusieron los españoles a las poblaciones indígenas, la primera tiene su origen en la forma utilizada por las órdenes militares para organizar la repoblación en los territorios tomados durante la Reconquista, y la mita se trata de una adaptación de una institución incaica que obligaba a aportar trabajo como retribución. La mita incaica se utilizaba especialmente para las obras públicas mientras que los españoles la impusieron mayoritariamente en las minas.

Estas dos posiciones tienden al inmovilismo y en muchas ocasiones el discurso está viciado desde el principio. Por ejemplo, al hablar de las encomiendas unos se centran en las pioneras Leyes de Burgos o en las Leyes Nuevas,[2] mientras otros se concentran en los incumplimientos, los abusos y los trabajos forzados. Pocas veces se habla del sistema de trabajo que se mantenía en la España del siglo XV, un sistema que tenía mucho de atroz y feudal. ¿Acaso era posible construir una sociedad democrática en los virreinatos mientras en Castilla los campesinos trabajaban de sol a sol pasando penurias y hambre?[3]

Lo mismo pasa con todo, para unos la conquista es el acero y el engaño de Pizarro a Atahualpa, mientras para otros es la liberación de un continente gracias a la alianza de españoles con los pueblos sometidos por imperios sanguinarios como el Azteca.

Lo que pocos saben es que una cosa son los acontecimientos ocurridos en el pasado y otra cosa diferente es la Historia. Como bien decía E.H. Carr en su libro ¿Qué es la Historia?, ésta es un diálogo entre el pasado y el presente. Desde el presente se ilumina una parte de la oscuridad del pasado, la que le interesa a los historiadores y a la sociedad actual. Los historiadores, independientemente de sus intereses, no deben escatimar datos para poder aportar una visión global del acontecimiento estudiado.

Por muchos datos históricos que se conozcan y por muchas fuentes que se contrasten la subjetividad siempre está presente. Debemos intentar tener una opinión subjetiva bien formada y no dejarnos arrastrar por las redes sociales o los medios de comunicación. Hoy la propaganda campa a sus anchas porque siempre ha sido más fácil vender a un público adepto.

Por desgracia el océano Atlántico, el charco de Hispanoamérica, es una realidad de fusión cultural y división política. La Asociación de Academias de la Lengua Española es una excepción en un mundo hispano completamente atomizado y que está a años luz del eje Londres-Washignton. Lo peor de todo es que hoy muchos españoles no sitúan correctamente Perú o Guatemala en un mapamundi.

El exsenador Pablo Victoria intenta poner en valor uno de los acontecimientos históricos más importante de la Historia. No se trata de un exsenador español, es colombiano. En España no se oyen estas cosas, el miedo nos está dejando catatónicos y en vez de opinar, preguntar, mostrar dudas, hablar… nos dedicamos a repetir la propaganda anglosajona y negativa de nuestra historia.

[1] El choque biológico es la explicación fundamental de la alta mortalidad, el sistema inmunológico de los americanos no estaba preparado para soportar enfermedades europeas. Ya lo vimos en esta pequeña entrada La salmonella y los aztecas.

[2] Leyes que pretendían mejorar las condiciones de vida y trabajo de los indios.

(el término indio también es rechazado por muchos ahora pero en los últimos siglos ha sido el más utilizado por la confusión inicial de creer que se había llegado a Asia).

[4] En el Régimen Demográfico Antiguo (en Castilla o en cualquier otro lugar) la mayoría de la población estaba sometida al poder y subalimentada. De tal forma que ocasionalmente se producían crisis de mortalidad catastróficas (años de malas cosechas, epidemias, guerras…).

Esta entrada fue publicada en Sellos 2º ESPAD y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.