Arte rupestre

En 1º de ESPAD tenemos un estándar de aprendizaje, concretamente el E52, que dice así: “Señala y compara los rasgos y funciones de las distintas manifestaciones artísticas de la Prehistoria”. Esto de los estándares es una gran ventaja para los alumnos que organizan su estudio en función de los mismos, ojalá los de mi generación hubiéramos tenido esta normativa pedagógica.

Sellos de la serie Homenaje al pintor desconocido. Emitidos por el día del sello el 27 de marzo de 1967. Dentado 13 ¼. Huecograbado. Tirara de 6.500.000 en pliegos de 100. El de valor facial de 1,20 pesetas con el motivo de los famosos bisontes de la Cueva de Altamira (colores rojo y gris) y el de valor facial de 6 pesetas con el motivo de una escena de caza de la Cueva de las Caballos (colores rojo y verde).— Stamps of the series Tribute to the unknown painter. Issued by the day of the seal on March 27, 1967. Comb 13 ¼. Gravure. Print run 6,500,000 in sheets of 100. The face value of 1,20 pesetas with the motif of the famous bison of the Altamira Cave (red and gray colors) and the face value of 6 pesetas with the motive of a Hunting scene of the Cave of the horses (red and green colors). GODO-LUIS COLLECTION.

El estándar nos dice sobre qué contenido nos van a evaluar y además las rúbricas nos indican que se entiende por un desempeño de insuficiente, suficiente, bien, notable o sobresaliente. En este estándar nos hemos concentrado en diferenciar la pintura rupestre franco-cantábrica y la pintura rupestre levantina, además de conocer sus respectivas características.

La pintura rupestre franco-cantábrica es polícroma y busca reproducir la realidad con cierto naturalismo. Los contornos suelen ser negros y en ocasiones grabados con un buril. El tema más habitual es la fauna (caballos, bisontes, bóvidos…) pero también aparecen impresiones de manos en negativo y/o positivo, símbolos sencillos de difícil interpretación y excepcionalmente aparece la figura del hombre. No hay composición ni escenas, los animales que se pintan al fondo de las cuevas se yuxtaponen sin orden aparente. En ocasiones utilizaron salientes de la roca para dar volumen al animal representado.

La pintura rupestre levantina compone escenas donde aparece la figura humana además de las animales. Son escenas que narran la vida cotidiana en el neolítico (caza, ganadería, danzas rituales, recolección…) con cierto esquematismo y en algunos casos consiguen representar cierto movimiento. Estas obras se ubican en abrigos rocosos de difícil acceso, lo que se interpreta y relaciona con el concepto de “santuario”, al igual que las pinturas al fondo de las cuevas.

Hay más sobre el arte prehistórico, pero por hoy es suficiente para nosotros.

Los famosos bisontes con “volumen” de Altamira. Fuente: Museo de Altamira y D. Rodríguez.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sellos 1º ESPAD y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.