500 años de la primera vuelta al mundo

Sello de la Serie “Personajes españoles” emitida el 1 de marzo de 1976. Dentado 13 ¼ x 12 ¾. Calcografía de color castaño rojizo y verde. Tirada de 10.000.000 en pliegos de 25. Valor facial de 50 pesetas. Motivo la efigie de Juan Sebastián Elcano junto a la nao Victoria y una representación del globo terráqueo con una cinta cargada con la frase “PRIMUS CIRCUMDEDISTI ME” (el primero en rodearme). — Stampl of the series “Spanish characters” issued on March 1, 1976. Comb13 ¼ x 12 ¾. Chalcography of reddish brown and green color. Print run 10,000,000 copies in sheets of 25. Face value of 50 pesetas. With the effigy of Juan Sebastián Elcano next to the nao Victoria and a representation of the terrestrial globe with a ribbon loaded with the phrase “PRIMUS CIRCUMDEDISTI ME” (the first to surround me). GODO-LUIS COLLECTION.

El año que viene se cumplen cinco siglos del comienzo de la primera vuelta al mundo de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Cruzar los grandes océanos del planeta no era una empresa fácil y Magallanes pagó con su vida al igual que la mayoría de la marinería. Tardaron poco más de tres años, del 10 de agosto de 1519 al 8 de octubre de 1522. Partiendo de Sanlúcar de Barrameda hicieron escala en las Canarias antes de cruzar el Atlántico en dirección a la costa de Sudamérica. Magallanes tras navegar en dirección sur y superar un amotinamiento mientras invernaban anclados en la costa (el invierno austral es en nuestro verano) se lanzó con éxito a cruzar el estrecho de Todos los Santos (octubre-noviembre de 1520), hoy conocido como estrecho de Magallanes. En total cruzan al mar del Sur tres naos de las cinco naves que partieron, una carabela había naufragado en las costas de la Patagonia y otra nao se amotinó y regresó a España durante la travesía del estrecho.

La primera circunnavegación a la Tierra. Fuente W.C. autor Sémhur.

El mar del Sur dio su mejor cara por lo que lo llamaron Pacífico, aunque cruzarlo fue un calvario de tres meses. El océano Pacífico es el más grande y ocupa por sí solo un tercio de la superficie de la Tierra, más que todos los continentes emergidos del planeta. La malnutrición era tan extrema que llegaron a comer cuero y ratas, pero lo peor fue la falta de fruta y hortalizas en la dieta lo que provocaba una carencia tan acusada de vitamina C que el escorbuto hacía estragos en los marineros. Heridas que no cicatrizaban o que se abrían de nuevo, hemorragias en los músculos, en las vísceras y en las encías. Las bocas se tornaban de apariencia desagradable y hedionda por causa de unas encías que se hinchaban, sangraban, se infectaban y perdían las piezas dentales con especial facilidad, se les caían los dientes o quedaban enterrados en las encías abultadas y sanguinolentas. La debilidad aumentaba, la fiebre subía, la piel amarilleaba y se hinchaba por los edemas, en los peores casos se llegaba a morir entre dolorosas convulsiones. En todo el Pacífico sólo encontraron dos atolones coralinos de las actuales Islas Cook que poco o nada les aportaron, la pesadilla terminó al llegar a las Marianas.

Poco después en las Filipinas Magallanes murió en la batalla de Mactán, y su sucesor fue ejecutado en una emboscada durante un banquete del rajá de Cebú, ciudad e isla filipinas. Los supervivientes eran ya tan pocos que abandonaron otra nao tras quemarla y navegaron con las otras dos hasta las islas Molucas. Desde allí las dos naves se dividieron, la nao Trinidad se dirigió hacia Panamá cayendo finalmente en manos de los portugueses mientras que la nao Victoria capitaneada por Elcano se dirigió a España por el oeste.

Elcano cruzó el Índico, dobló el cabo de Buena Esperanza y navegando dirección noroeste terminó la primera circunnavegación del globo al llegar al punto de partida, el puerto de Sanlúcar de Barrameda en Cádiz.

Imagínense el valor de las especies, que la carga de la nao Victoria cubrió con creces los costes económicos de la expedición, digo económicos porque los humanos no entran en la cuenta, de los 239 hombres que partieron llegaron 18 con Elcano. También sobrevivieron 12 hombres que fueron hechos prisioneros en Cabo Verde y liberados poco después y otros 5 de la nao Trinidad que fueron liberados por los portugueses tras cinco años de cautiverio.

En la Semana Santa de 2015 todo los que nos acercamos al puerto de Gijón pudimos disfrutar de una réplica exacta de la Nao Victoria. Parece mentira que hace 500 años se diese la vuelta al mundo en un cascarón como éste, tan pequeño y crujiente que impresiona que se utilice para navegar al modo del siglo XVI. Fotos: profesorluisduran

Elcano que fue uno de los amotinados durante la invernada de 1520, escribió una carta tras desembarcar al mismísimo Carlos I de España y V de Alemania para narrarle el viaje y pedirle toda una serie de privilegios que finalmente le fueron negados, quizás por ser considerados excesivos o por el lenguaje informal y torpe de la misiva.

Atentos en 2019 a las conmemoraciones de esta épica aventura, algunos ya empezamos a celebrarlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sellos 2º ESPAD y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 500 años de la primera vuelta al mundo

  1. Pingback: Real Academia de la Historia versus Vicepresidenta | Geografía e Historia en la educación permanente

Los comentarios están cerrados.