Cuando la moral desbanca al programa

Cuanto titulo programa, me refiero al programa, programa, programa que decía Julio Anguita como secretario general del Partido Comunista de España y por ende coordinador supremo de Izquierda Unida y pontífice máximo de la izquierda auténtica y verdadera que no movió una ceja tras la caída del muro.

Hoy los planteamientos concretos de la política y la labor legislativa se están viendo desbordados por un planteamiento moral que se intenta imponer impregnándolo todo, llegando incluso a la invención de palabras ridículas por parte de los legisladores.

Toda moral puede chocar con otra, hay muchas personas influenciadas por diferentes costumbres, religiones y culturas. Lo que es un derecho para unos, es un crimen para otros. Diferentes puntos de vista convierten un acto deseable en execrable.

Un problema moral tan verdadero como ilógico y común, es cuando un individuo, un grupo o una institución intentan imponer su moral a la vez que la violan flagrantemente.

Debemos volver a la esencia de la ética, a su regla de oro, y no hacer a los otros lo que no queremos para nos.

Titulo moral por no poner falsa moral.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.